Beneficia Tu Piel Con Las Bondades De La Arcilla

Si en algo nos esmeramos las mujeres es en nuestra apariencia para lucir siempre bien y muy bellas, especialmente cuando de nuestra piel se trata. Si lo que quieres es consentir tu piel y darle una mejor y más bella apariencia, es hora que comiences a poner en práctica estos tips de belleza casero con arcilla, que te darán la piel que sueñas y necesitas.

Siempre que te damos algún tip de belleza casero, nos esmeramos porque conozcas las propiedades de cada uno de los ingredientes naturales con los que podrás lucir más bella. En esta ocasión te enseñaremos algunas cosas que la arcilla puede hacer por tu piel, y que podrás aprovechar según tus propias necesidades.

La arcilla

Este producto posee y ofrece propiedades y beneficios que resultan excelentes para tu belleza. Hablar de arcilla es referirnos a una porción de tierra sobre la que no crece ninguna planta, cuyo color dependerá de la zona en que esté, puede ser rojo, amarillo, blanco o gris. Debes saber que cuando se trata de los beneficios para la piel la arcilla más adecuada en tratamientos de belleza es la de color verde.

Propiedades de la arcilla

Este barro suele estar compuesto de calcio, silice y magnesio, por lo que posee propiedades refrescantes, descongestionantes, cicatrizantes, purificadoras, relajantes y desinflamantes. Aunado a ello, la arcilla es un excelente regenerador celular. 

A la hora de aplicarla la arcilla como tratamiento de belleza, su efectividad dependerá mucho del modo en que esta se aplica. Si lo haces estando a una temperatura caliente, resulta útil para desaparecer la hinchazón y el dolor en caso de picaduras y cortadas. 

Otro de los beneficios de la arcilla es que ayuda a la circulación más potente de la sangre,   revitalizando los tejidos y órganos enfermos. Además limpia las toxinas del cuerpo, rejuvenece la piel, detiene los cultivos de microbios, restablece las glándulas atrofiadas y fortalece al cuerpo.

Mascarillas con arcilla

Debes conocer que por su efecto exfoliante, la mascarilla de arcilla ayuda a tener una piel más tersa, limpia, suave y estirada. Si deseas prepararla es indispensable que no uses ningún utensilio de metal ni material sintético porque disminuye su eficacia. Es importante que mezcles los ingredientes en un recipiente de madera, cristal o porcelana.

Para piel seca

Debes mezclar la arcilla verde con salvado de avena molido, aceite de almendras dulces, aceite de germen de trigo y 10 gotas de macerado de caléndula.

Para piel grasa

Se recomienda usar arcilla verde con agua y algas marinas.

Para piel mixta

Es bueno que mezcles arcilla verde con alga espirulina en polvo, una cucharada de aceite de almendras dulces y una cucharada sopera de levadura de cerveza.

Cómo aplicarla

Sin importar el tipo de piel que tengas, podrás aplicar esta mascarilla de manera directa con las yemas de los dedos o una brocha delgada. Debes evitar aplicarla en los ojos y labios. Una vez que se seque, habrá cumplido su papel absorbente y es momento de retirarla, para lo que debes usar agua templada.

Loading...